Desde la antigüedad, la sal de cloruro de sodio ha sido de importancia. Se ha utilizado de numerosas maneras, incluida la condimentación y conservación de alimentos e incluso como una forma de dinero. Esta sal mejora el sabor de alimentos como panes y quesos, y es un conservante importante en carne, productos lácteos, margarina y otros artículos, porque retrasa el crecimiento de microorganismos. La sal promueve el desarrollo natural del color en el jamón y los perros calientes y mejora la sensibilidad de las carnes curadas, como el jamón, al hacer que absorban agua. En forma de sal yodada, es un portador de yodo. (El yodo es necesario para la síntesis de nuestras hormonas tiroideas que influyen en el crecimiento, el desarrollo y las tasas metabólicas).

La industria química utiliza grandes cantidades de sal de cloruro de sodio para producir otros productos químicos. El cloro y el hidróxido de sodio se producen electrolíticamente a partir de salmuera. Los productos de cloro se utilizan en limpiadores de metales, lejía de papel, plásticos y tratamiento de agua. La ceniza de sosa química, que contiene sodio, se utiliza para fabricar vidrio, jabones, papel y ablandadores de agua. Los productos químicos producidos como resultado de reacciones de cloruro de sodio se utilizan en esmaltes cerámicos, metalurgia, curado de pieles y fotografía.

El cloruro de sodio tiene una amplia y diversa gama de usos. Se extiende sobre las carreteras para derretir el hielo bajando el punto de fusión del hielo. La sal tiene un papel importante en la regulación de los fluidos corporales. Se utiliza en medicamentos y piensos para el ganado. Además, las cavernas de sal se utilizan para almacenar productos químicos como petróleo y gas natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.