Después de aplicar un bronceado fresco y mientras todavía se está desarrollando, el bronceado es mucho más susceptible al sudor y la humedad, por lo que hacer ejercicio y sudar por todas partes lo hará rayado, irregular o desigual. Asegurándote de enjuagar tu bronceado correctamente con una ducha tibia de 45 segundos, te asegurarás de que tu bronceado salga perfectamente desarrollado y tan oscuro como te gustaría que fuera. Este enjuague ayudará a lavar cualquier exceso de autobronceador, al mismo tiempo que ayuda a garantizar que esté completamente configurado y listo para que pueda ir al gimnasio sin afectarlo.

Humedad Antes de hacer ejercicio

Además de no ducharse durante esas primeras horas, también es esencial que evite la hidratación o el uso de loción, ya que esto ayudará a eliminar el bronceado en aerosol y hará que el color se desvanezca. Sin embargo, una vez que haya tenido esa ducha inicial, puede reanudar la hidratación de forma normal. Para evitar causar su bronceado a desaparecer o veta, se recomienda hidratar la piel justo antes de trabajar para ayudar a bloquear en el color y evitar que su piel se reseque y se va descamativa.

El uso de un producto hidratante de bronceado gradual es una excelente manera de mantener la piel hidratada y el color en su lugar.

Use Talco para bebés para atrapar el sudor

El talco para bebés funciona de maravilla para absorber el sudor. No solo se usa comúnmente para prevenir las erupciones causadas por la sudoración excesiva, sino que también puede ayudar a evitar que el bronceado en aerosol se frote. Se recomienda aplicar el talco para bebés en las axilas, la parte posterior de las rodillas, los tobillos y en cualquier otro lugar en el que comience a sudar primero. El talco para bebés debe ser capaz de ayudar a atrapar un poco de este sudor y, por lo tanto, evitar que el color de su bronceado se desvanezca o se raye.

Cámbiate inmediatamente Después de hacer ejercicio

Cambiarte la ropa sudorosa tan pronto como hayas terminado tu entrenamiento también debería ayudar a evitar que el sudor haga que tu bronceado se desvanezca o se decolore. La tirantez y la humedad de la ropa de entrenamiento pueden provocar rayas y patrones extraños. Por lo tanto, es esencial que se quite esa ropa sudorosa y se duche inmediatamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.